Lugares que he visitado (y que quiero visitar)

23.1.07

Cambios

Todo cambia, nada permanece

En el mismo río entramos y no entramos, pues somos y no somos


Mucho ha cambiado mi vida desde aquella exposición de Cortázar. Mucho y poco, porque sigue siendo triste, pero soy más consciente de la terrible soledad que me rodea y de las millones de almas solas que hay tan solo a unos cinco kilómetros a la redonda de donde estoy. Eso no me consuela, pero me abre los ojos.

Todo cambia, nada permanece. Heráclito el oscuro repetía maravillas como esta ante la estupefacción de los conciudadanos de Éfeso. Nada permanece porque todo cambia. Cambian las caras, cambian las costumbres, los recorridos, las acciones. Pero en el mismo río entramos, porque somos. Mi carácter triste, apagado por años de incomprensión, de "incompatibilidad" con lo que me rodea, de infelicidad ante personas a las que quieres porque quieres que cambien, de miedos como consecuencia de todo lo anterior... Eso no ha cambiado. No entramos y no somos, porque cambiamos. Porque el río cambia y nunca lleva las mismas aguas. Aprendemos que cada situación es nueva y que depende de uno mismo el encontrar la llave para abrir esa puerta que nunca fue abierta.


3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Cesar,

no te sientas tan triste en la vida hay épocas asi pero todo pasa ánimo.

Tu blog esta genial.

Miriam (nipaisano_nipayaso) dijo...

Hace mucho que no hablamos y la verdad que no sé muy bien porqué, creo que forma parte de lo que pones en el mensaje. La terrible soledad que nos rodea nos hace ignorar las caras que vemos, nada cuenta, nadie importa, sólo la prisa por hacer que nada pare pero nada pase realmente. Finalmente, llega el día en que uno se da cuenta que todo lo que creíamos haber logrado saber, todo lo que creíamos haber logrado acumular, no nos sirvió para vencer el paso del tiempo. Para eso sólo existe una fórmula, un remedio: permanecer en la mente de alguien, una o dos personas que serán las que te demuestren que estás vivo. Pero es difícil conseguirlo en estos tiempos que corren. Logramos ser una anecdota en la vida de una persona, por lo "extraño" que es conocer hoy a alguien interesado en algo más que en la velocidad de los tiempos modernos...
En fin, todo esto para decirte que tienes un blog muy interesante. Y nada más, a ver si hablamos... un abrazo

Anónimo dijo...

Deriva existencial: este navegar de mares, este peregrinaje de puertos, rostros, cuerpos y conversaciones...
Querido Bird, en este periplo llamado Vida, no viajas solo...
Aquí y ahora, una brújula: mi mano tendida y un abrazo sincero, para compartir ese viaje que nos llevará a las costas de Ítaca...