Lugares que he visitado (y que quiero visitar)

22.1.09

Inolvidable

Hoy mis letras son llenas,
hoy mi alma es plena,
hoy respiro penas,
hoy, satisfecho... sonrío.

La paradoja de la felicidad, presente e inexistente,
es tal que cuando la sientes, desaparece.
Y al desaparecer, sin quererlo,
reconstruye su propia génesis.

Hoy mi vida está congelada
en algún lago de Nymphenburg,
patinando entre árboles desnudos,
y contigo.

Hoy, tú me acompañas sin yo poder verte.
Hoy apoyas tu cabeza en mi hombro y
Hoy, tras un microcosmos de casualidades
que nos han unido y nos han mentido,
Hoy, nos separamos con el beso que nunca vino.

Hoy te vas, hoy me voy, pero
hoy, más que nunca siento
que siempre te he llevado dentro.

Hoy, los dos, solos y espectrales,
danzaremos como la aurora sobre los hielos
que, desde ahora, serán eternos.

1 comentario:

GLORIA dijo...

Gracias. Es triste pero bonito. Sigue siendo feliz.